miércoles, 26 de diciembre de 2012

Consejos para correr con frío


  Muchos son los corredores que prefieren no salir a entrenar los días en que las condiciones climatológicas no son favorables. Simplemente compara la diferencia de corredores que hay en las calles de tu ciudad entre invierno y verano. Aquí os dejamos algunos consejos para que no os paséis buena parte del invierno tirados en el sofá y podáis incluso con los días más fríos
1- Calienta en casa
  Antes de salir, intenta entrar en calor en casa con algún ejercicio que te permita activar la circulación sin llegar a sudar. Sube y baja las escaleras, haz algo de comba, o algún ejercicio de gimnasia.
2- Mejor fondo que velocidad
  En invierno, se trata más de fondo que de velocidad. Puedes incluso tratar de buscar alguna zona elevada donde el aire esté un poco más caliente. Si no tienes tiempo para correr a mediodía, con temperaturas algo más suaves, puedes partir el entrenamiento en dos y hacer media hora tranquila por la mañana y media hora tranquila de noche si hace mucho frío, así reducirás las posibilidades de congelarte.
3- Juega con el viento
  Comienza el entrenamiento con el viento en contra y acaba con él a tu espalda, para que no te detenga cuando ya has entrado en calor. Si el viento va muy racheado, puedes hacer tandas de 10 minutos, 5 en contra y 5 de cola. El viento frío puede causar estragos en tu piel. Cúbrete las manos y aplícate una buena crema protectora en la cara.

4- Cambiate de ropa al terminar
  Tu temperatura corporal empieza a disminuir en el mismo momento en que paras. Para evitar un resfriado, cámbiate de ropa (de pies a cabeza) lo antes posible. Las chicas deben cambiarse el sujetador deportivo húmedo rápidamente. Para el pelo húmedo, un gorro seco.
5- Mentalidad
  Es muy importante mentalizarse de que el mal tiempo no es excusa para no salir a la calle a correr. La mayoría de las veces es una cuestión mental y cuando ya estamos haciendo deporte no tenemos la sensación de frio que creíamos que íbamos a tener.

6- Usa la ropa adecuada
  Es básico contar durante la carrera con la indumentaria adecuada. Un gorro, unos guantes, protección para el cuello o unas medias de correr altas...pueden ser buenos aliados para que tu carrera sea todo un éxito y el frío no te impida disfrutar.

(Artículo basado en eleconomista.es)



CÔRPORE 
Centro de Entrenamiento Personalizado
 Caveda 16, 1º D - 33002 Oviedo
Telf. 985 212 307
corpore.cris@gmail.com

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Cuidar de las rodillas al hacer ejercicio.


  
Resulta esencial la prevención de lesiones en esta zona, sobre todo si realizas frecuentemente deporte. Las rodillas reciben un gran impacto al practicar gran cantidad de ejercicios, por lo que no hay que descuidarlas. Además, carecen de nervios, lo que significa que, cuando aparece dolor, es síntoma de que requiere atención inmediata, siendo vital acudir a un especialista.
  La única manera de evitar desgastes e inflamaciones en las rodillas es la prevención, así que te dejamos algunos consejos que te ayudarán a mantener tus rodillas sanas y bien cuidadas:


1. PROPIOCEPCIÓN
  Realiza ejercicios de fortalecimiento de las rodillas mediante trabajo de movilidad y de estabilidad y conseguirás prevenir lesiones deportivas. 
  Por ejemplo puedes probar este tipo de ejercicios: túmbate, apoyando las manos en el suelo y con las piernas extendidas, Colócate una toalla enrollada debajo de las rodillas y presiona hacia abajo contrayendo el cuádriceps, manteniendo la contracción durante 5 segundos. (Repetir 10 veces). 


2. DESARROLLA UN BUEN CALENTAMIENTO
  Realiza un buen calentamiento, entrando en calor de forma progresiva y realizando estiramientos del tren inferior al finalizar tu entrenamiento.
  Calentar de forma adecuada beneficiará bastante a tus rodillas, aumentar la temperatura de tu organismo hará que aumente la circulación de la sangre, lo que te permitirá una mejor distensión de tus músculos y ligamentos, reduciendo la tensión y presión que se ejerce en tus rodillas.

3. USA UN CALZADO ADECUADO
  La manera con la que tus pies impactan en el suelo pueden repercutir en tus rodillas. Dependiendo de si eres pronador o supinador, tu zapatilla tendrá diferentes parámetros de amortiguación y estabilidad. También habrá que cuidar la higiene de los pies, cortándote las uñas para evitar su impacto en la zapatilla en las bajadas y evitando llevar las zapatillas demasiado holgadas para evitar ampollas.

4. NO ENTRENES DE MÁS
  Una de las principales causas del dolor localizado en las rodillas es cuando se excede en el ejercicio y, por lo tanto, cuando se incrementa el impacto recibido en las rodillas.
Lo fundamental es aprender a respetar los tiempos de descanso para favorecer una adecuada recuperación muscular, evitando rápidos incrementos en la intensidad del entrenamiento.

5. MEJORA TU TÉCNICA AL HACER EJERCICOS
  Preocúpate por mejorar tu técnica a la hora de ejercitarte. Intenta que un profesional te supervise y te haga consciente de tus vicios y defectos al entrenar. Así disminuirán las posibles molestias que puedan aparecer durante tus entrenamientos.

6. ¿FATIGA O DOLOR?
  Entiéndete a ti mismo. Si sientes dolor en las rodillas al realizar determinados ejercicios es que estás ejerciendo demasiado estrés sobre ellas. Cada uno tiene su tolerancia al dolor, pero resulta indispensable que sepas diferenciar fatiga de dolor, pues cualquier dolor en la rodilla puede ser el preámbulo de una lesión. La mejor manera de afrontar el dolor es tomarte un periodo de descanso y volver a iniciar la práctica de forma progresiva.

(Artículo extractado de foroatletismo.com)



CÔRPORE
Centro de Entrenamiento Personalizado
Caveda 16, 1º D -33002 Oviedo
Telf. 985 212 307
corpore.cris@gmail.com





miércoles, 12 de diciembre de 2012

La retención de líquidos. Algunos trucos para evitarla



  La retención de líquidos consiste en la acumulación de agua en el organismo debido, principalmente, a una pérdida de líquido proveniente de los tejidos musculares hacia la sangre.

  Al retener líquidos es difícil marcar los músculos, de modo que una ligera retención de líquidos puede marcar la diferencia entre un cuerpo hinchado o definido. Suele ser un problema poco importante, pero ojo, si padeces malestar general o pesadez es necesario que consultes a tu médico para que diagnostique cualquier problema en tu salud o en tu dieta.


  Hoy os aportamos algunos trucos que os permitirán eliminar ese líquido, sin deshidratarse y sin necesidad de tomar diuréticos:

Ingiere alimentos crudos

  Es conveniente tomar alimentos crudos tales como las frutas y las verduras ricas en agua, electrolitos y en potasio, un mineral diurético, a través de fresas o plátanos ingeridos entre horas.

  Por otra parte, es bueno añadir en las comidas una ensalada (evitando la sal) rica en verduras como espinacas, cebolla, zanahoria o puerros. Son diuréticos naturales que además de mantener el equilibrio nutricional, aportarán gran cantidad de vitaminas y minerales.
Bebe infusiones

  Hay gran variedad de infusiones que poseen efecto diurético o depurativo tales como el diente de león, el apio, el hibisco, la cola de caballo, la manzanilla, el té verde o la tila, y es conveniente tomarlas aquellos días en los que se suela tener una mayor retención de líquidos, como cuando estés estresado, tengas problemas de insomnio o, en el caso de las chicas, cuándo estén con la menstruación. Por otra parte, padecer hipotiroidismo, estreñimiento, trastornos del corazón o de hígado, son aspectos que pueden incrementar la acumulación de líquidos.
Realizar actividades aeróbicas

  Al realizar actividad física aeróbica en cualquiera de sus manifestaciones (andar, ciclismo, correr, bailar, etc), conseguirás incrementar la circulación de la sangre en tu organismo y dilatar los vasos sanguíneos.

  No hay que olvidar tampoco descansar, puesto que el reposo evitará la acumulación de líquidos en el cuerpo, sobre todo si se sitúa en tus miembros inferiores. Es recomendable mantener las piernas levantadas durante 30 minutos y evitando cruzarlas para permitir una mejor circulación sanguínea.
Hidrátate

  No olvides beber agua espaciándola a lo largo del día, mezclada con limón a poder ser. Evita el consumo excesivo de bebidas como el café, el alcohol o los refrescos.

Evitar alimentos ricos en sal y azúcar

  La glucosa del azúcar y el sodio de la sal facilitan la retención de líquidos en el cuerpo. No es recomendable tomar un exceso de estos componentes ricos en sodio o glucosa tales como lacomida rápida, postres azucarados, golosinas, etc.

Aplícate un masaje

  Para conseguir un mejor tránsito de los líquidos acumulados en el cuerpo, aplícate un masaje localizado en la zona de retención para activar la circulación sanguínea en esa zona.

  En general, conviene mantener una dieta equilibrada y bajo control y consumir alimentos ricos en calcio (leche o yogurt), ricos en potasio y vitamina B (plátanos y frutas cítricas como la naranja), frutos secos como almendras y nueces, y proteínas, como el pollo y la clara de huevo, ya que el aumento de la albúmina procedente de las proteínas puede reducir la retención de líquidos.
(artículo extractado de Foroatletismo.com)


CÔRPORE 
Centro de Entrenamiento Personalizado
 Caveda 16, 1º D - 33002 Oviedo
Telf. 985 212 307
corpore.cris@gmail.com

martes, 4 de diciembre de 2012

La importancia del equilibrio.


  Si queréis mejorar vuestro entrenamiento, ahorrar energía, evitar lesiones en vuestra preparación y sentiros mucho más cómodos a la hora de practicar deporte, prestad atención porque hay una cualidad física que poca gente entrena y que os puede ayudar mucho: EL EQUILIBRIO.

  El equilibrio consiste en la capacidad de controlar las diferentes posiciones del cuerpo, ya sea en reposo o en movimiento.

  El sistema nervioso central regula nuestros músculos para que estemos en equilibrio de forma involuntaria, por ejemplo al andar. Para ello se contraen y relajan los músculos encargados de sostener la postura erecta. Esto significa que la tensión y relajación actúan permanentemente en actos reflejos y/o voluntarios en el caso de posiciones que el sujeto determine previamente.
  El equilibrio se logra cuando la dirección del peso del cuerpo coincide con la línea vertical a la superficie de apoyo, que pasa por el centro de gravedad (punto que se considera ubicado a la altura del ombligo y que concentra el peso del cuerpo) cayendo en el centro de la base que lo soporta.

  Nuestros músculos están preparados para responder nuestras órdenes, por lo tanto es importante conocer las buenas posturas y habituarse a ejercitarlas. Esto es fundamental para la práctica de cualquier deporte, mantener un buen equilibrio mejorará nuestra técnica, eficiencia y nos evitará lesiones.

  Si conseguimos centrar nuestro peso corporal, nuestros músculos no deberán trabajar tanto, por lo tanto trabajarán menos y nos cansaremos menos.
   También podremos aplicar más fuerza a nuestros movimientos explosivos si partimos de una posición más equilibrada.

  El equilibrio es posible gracias a tres factores:
1 – La visión que envía la información corporal en la que nos encontramos y nuestro entorno.
2 – En el oído se encuentra el vestíbulo que nos proporciona información sobre el equilibrio.
3 – Los correspondientes receptores situados en los husos musculares, tendones y laberinto aportan datos posicionales del cuerpo en relación a espacios: superior  inferior y laterales. Actúa en colaboración con el sentido del tacto y sus sensores de presión.

  Algunos privilegiados adoptan una posición equilibrada desde un principio, y otros deben adquirirla mediante entrenamiento.

  Entonces si queremos mejorar nuestro equilibrio debemos trabajar para potenciar estos tres factores.
  Son excelentes ejercicios por ejemplo, los realizados sobre plataformas inestables o disminuyendo la superficie de apoyo al realizar el ejercicio.

  No olvidéis la importancia del equilibrio a la hora de ahorrar energía y mejorar vuestra técnica y fuerza explosiva!.

(Información extraída de la web boxeototal.com/)



CÔRPORE 
Centro de Entrenamiento Personalizado
 Caveda 16, 1º D - 33002 Oviedo
Telf. 985 212 307
corpore.cris@gmail.com


miércoles, 28 de noviembre de 2012

¿Te cuesta mucho trabajo arrancar? Vamos a motivarnos!!


  Probablemente haya cosas que llevas tiempo, meses, e incluso años intentando hacer. Una de ellas puede ser comenzar a realizar ejercicio físico….

  Siempre debes tener en cuenta que el cambio es un proceso en sí, y que cualquier cambio en tu estilo de vida lleva unas etapas que pueden necesitar días, meses, e incluso un par de años!

  No seas duro contigo mismo si te cuesta dar el primer paso y pasar a la acción. Piensa en qué momento del proceso de cambio te encuentras. Haz lo posible para pasar a la acción, ya que esto te acercará un poco más hacia tu objetivo. De hecho, al haber decidido comenzado un programa de ejercicio ya estás un poco más cerca de tu meta. ¡Felicidades!

Las claves del éxito

  Existen unas características que diferencian a las personas que tienen éxito de las que no: “las 4 leyes del éxito”. Debes tenerlas presentes, aceptarlas y aplicarlas siempre.


1. Posesión: Debes entender que el conseguir tus objetivos solamente depende de ti, y debes asumir la responsabilidad del éxito o del fracaso. Tu entrenador personal va a ayudarte, educarte y guiarte, pero no puede hacer los cambios por ti. Debes estar dispuesto a llevarlos a cabo y mantenerlos tú mismo, y no confiar en que nadie lo haga por ti, ni en culpar a los otros o a las circunstancias.

2. Esfuerzo: Cualquier cosa que quieras conseguir, y que sea importante para ti, requiere un esfuerzo. La práctica regular de ejercicio y el comer de una forma sana y equilibrada requiere disciplina, fuerza de voluntad, constancia y compromiso. Y a veces la recompensa no llega todo lo rápido que nos gustaría.

3. Constancia: Un esfuerzo durante un mes no te va a llevar a conseguir tus objetivos, sino que hará falta que mantengas tus hábitos durante mucho más tiempo, de forma constante. No pasa nada si una semana te abandonas un poco y no sigues el programa si eres constante con tu plan. Pero si continuamente te lo saltas, no conseguirás tus propósitos. Constancia y perseverancia son claves para la consecución de cualquier objetivo. Recuerda que si, por ejemplo, quieres ser 5 kilos más delgado de aquí 10 años, no importa lo que hagas en las próximas 12 semanas, sino en lo que hagas... ¡¡en los próximos 10 años!! Todos los cambios que te propondrá tu entrenador durante el programa deberían ser mantenidos toda la vida. No son soluciones rápidas y milagrosas: la pérdida de grasa es un proceso, en ocasiones, de años (no de semanas o meses). Parece ser que una característica común en aquellas personas que consiguen sus objetivos con el ejercicio es que avanzan poco a poco, haciendo pequeños cambios cada vez. Están comprometidos con una mejora constante: a pesar de todo –agendas de trabajo llenísimas, poca energía, falta de tiempo, pereza, poca diversión con el ejercicio- no ponen excusas. Siguen haciendo ejercicio, y dividen sus objetivos a largo plazo en pequeñas metas a corto plazo para mantener la motivación.

4. Autoconfianza: Si todavía te planteas si serás capaz o no de llevar a cabo esos cambios, puede ser que aparezca alguna dificultad en mantener tu programa. ¡Debes confiar en ti mismo! Piensa en la auto confianza como si fuera un banco: cada vez que cumplas con un propósito que te hayas planteado, tus reservas de auto estima crecen, lo que hará más fácil que cumplas tu siguiente promesa. En cambio, cada vez que no respetes tu compromiso, tu auto estima baja, lo que facilita la ruptura de la siguiente promesa. Refuerza tu auto confianza rodeándote de personas que también tratan de conseguir (o ya han conseguido) lo que tú intentas. ¡Si ellos pueden, tú también!
El resultado de cualquier acción es directamente proporcional a la cantidad de confianza con la que se realiza

Marcándote objetivos...

  Definir o marcarse unos objetivos realistas es un aspecto clave para asegurarse el éxito. Pero no es suficiente con decir “quiero ponerme en forma”. Una meta efectiva y realista debe: Ser lo más concreta posible, tener importancia para uno mismo, ser asequible, debe poder medirse  y tener fecha límite para su realización.

(basado en artículo publicado por "fit360 preparación mental")




CÔRPORE 
Centro de Entrenamiento Personalizado
 Caveda 16, 1º D - 33002 Oviedo
Telf. 985 212 307
corpore.cris@gmail.com




miércoles, 21 de noviembre de 2012

La ropa adecuada para correr


  Salir a correr al aire libre es una actividad saludable y gratificante. Os proporcionamos unas ideas para corredores principiantes y aficionados al running.

  Salir a correr por parques o por la naturaleza es una de las mejores y más baratas formas de mejorar la salud y la autoestima. No requiere de instalaciones especiales, ocupa poco tiempo y los beneficios para el corredor se notan desde el primer momento.

  Una vez tomada en firme la decisión de comenzar a correr al aire libre, queda por elegir cómo equiparse para ello. Por supuesto, depende de la época del año y de los objetivos fijados. Si se piensa completar una maratón en tres horas, ello llevará muchos kilómetros de entrenamiento diarios, con lo que será necesario un equipamiento especial.

  Si el objetivo es correr para disfrutar y perder algo de peso tres veces por semana, evidentemente no hace falta buscar ropa tan técnica. Igualmente, si se está en una zona lluviosa o fría, el equipo será distinto de quien desee entrenenar en verano a más de 30 grados.

  Al igual que en la mayoría de los deportes, lo ideal es vestirse en capas. En invierno y con lluvia, una capa exterior cortavientos es la mejor opción. No son del todo impermeables, pero permiten evacuar la transpiración. En cuanto a la segunda capa, existen en el mercado un gran número de chaquetas de fibra natural o sintética, que proporcionan comodidad y libertad de movimientos, cosas importantísimas.
  Chaquetas de chándal, forros polares o chaquetas de ciclismo no son lo más adecuado.

  Las piernas llevan la mayor carga de trabajo durante la carrera, por lo que deben ir cómodas y sin prendas abultadas, Mallas, largas o cortas, o shorts son las únicas prendas adecuadas.
  Escoger las mallas adecuadas para salir es fácil: cualquiera que se ajuste bien y permita libertad de movimientos. Unas mallas de algodón recortadas pueden valer para el verano, aunque no otorgarán mucha duración. La poliamida al 80% de elasatán es un tejido bastante versátil. En épocas de frío existen modelos más gruesos, o con un pequeño forro aislante, cálidos sin dejar de ser cómodos.
  Para carreras largas, lo ideal son pantalones cortos tipo short, los típicos panalones de atletismo, con un forro interior muy fino y pequeñas costuras, que evitan rozaduras, y un exterior lo más abierto posible y de tacto casi vaporoso. Obvio decir que esta prenda sólo se debe usar si no hace mucho frío.

  Respecto a las camisetas para correr, en principio no hay demasiados requisitos, ya que todo vale para correr siempre que se trate de prendas cómodas. Las camisetas de algodón tienden a acumular sudor, por lo que es mejor utilizarlas del tipo transpirable. Otro problema de las camisetas convencionales son las costuras, demasiado abultadas o justo entre la axila y el hombro, pueden provocar rozaduras.
  A la hora de elegir una talla, es mejor que queden ceñidas al cuerpo sin apretar. Las camisetas demasiado amplias pueden ser molestas a los pocos kilómetros. Las camisetas sin mangas de fibra sintética muy ligeras y transpirables son la mejor opción en verano.

  Y para la cabeza, las bandas elásticas de forro polar y los gorros muy  ceñidos y transpirables son necesarios en invierno, a menos que uno quiera convertir una actividad placentera en un calvario. Una braga deportiva para el cuello nunca es mala idea.
  La mayoría de las gorras son incómodas cuando se corre y estorba hasta el mínimo gramo extra, no obstante, en tiendas especializadas ya hay modelos ligeros que protegen del sol y del sudor de la frente, sin aprestar la cabeza.

 Y lo más importante de todo: aunque puede resultar algo violento vestirse con ropa ligera y ceñida y salir así a la calle, el sufrimiento debe ser provocado por la carrera en sí. ¡El chándal sólo vale para pasear al perro y comprar el pan, no para correr!



CÔRPORE 
Centro de Entrenamiento Personalizado
 Caveda 16, 1º D - 33002 Oviedo
Telf. 985 212 307
corpore.cris@gmail.com


miércoles, 14 de noviembre de 2012

Saltar a la comba. Un excelente ejercicio

  Cuántas veces hemos visto en los patios de los colegios a las niñas, sobre todo, pasándolo bien saltando a la comba… pues éste es un gran ejercicio que te proponemos que incluyas en tu rutina.

  El salto en la comba no sólo trabaja de forma excepcional nuestra capacidad cardiovascular, sino que nos ayuda a ganar resistencia, fuerza y sobre todo a tonificar la parte inferior del cuerpo. Otra de las ventajas de la cuerda es la cantidad ingente de endorfinas que produce este ejercicio. Se trata pues de un ejercicio muy eficaz, que no consume mucho tiempo y que mejora nuestro estado físico general y nos ayuda a combatir la acumulación de grasa, no en vano está incluido dentro de programas deportivos tan duros como el boxeo.

  Un ejercicio específico pero que es fácil de hacer y que nos permite ahorrar tiempo. Es algo que puedes hacer durante 10 – 15  minutos y sentir realmente las calorías que quemas y el aumento del ritmo cardíaco durante ese tiempo.

 Otra ventaja de saltar con la cuerda es que puede ser utilizado como un ejercicio de calentamiento para otros ejercicios o actividades, ya que es una buena manera de poner los músculos en acción y consigue acelerar el corazón.

  Lo único que necesitas para saltar a la cuerda, básicamente, es la cuerda. Esto  significa que saltar la cuerda es una manera muy barata, fácil y cómoda para comenzar tu camino hacia una vida sana.

¿Cómo saltar?
- Coge el agarre de forma ligera cerca del extremo más lejano a la cuerda.
- Mantén los hombros relajados.
- Las rodillas deben estar ligeramente flexionadas.
- Gira la cuerda con la muñeca a la vez que inicias los saltos, el objetivo es mantener un movimiento suave y coordinado. Al caer apóyate sobre las puntas de los pies.
- No te dobles, mantén la espalda recta y la cabeza en alto.
- Los saltos no deben de ser altos para controlar el impacto en las rodillas y los tobillos al tocar el suelo.

  La idea es pues bastante simple. Todo lo que tienes que hacer es mantener ambos extremos de la cuerda con fuerza en cada mano. Ahora manteniendo las manos ligeramente por encima de la cintura mueve la cuerda hacia abajo y cuando la cuerda llegue a a tus pies, haz un pequeño salto para dejarla pasar por debajo fácilmente. Recuerda que tus manos no se deben mover arriba y abajo, todo lo que tienes que hacer es mantener el movimiento circular de la cuerda. Tanto si estás saltando con ambos pies al mismo tiempo o con un pie de forma alternativa, los fundamentos siguen siendo los mismos.

  Al saltar, asegúrate de que mantienes las rodillas dobladas, esto significa que tendrás un menor impacto contra el suelo, lo que podría ser potencialmente dañino para tu cuerpo.

  Aunque esto suena muy fácil, los primeros días puede ser un poco difícil ya que la coordinación del salto con el movimiento de la cuerda puede requerir un poco de práctica para perfeccionar la técnica.

  Así que no te preocupes si la cuerdas se enreda en los pies de las primeras veces. Le sucede con todo el mundo. Lo importante es no rendirse y seguir practicando hasta que sea perfecto.

Beneficios
-Saltando con la cuerda tonifica los músculos de las piernas, las fortalece y las hace flexibles. Además, aumenta la agilidad y el equilibrio al tratar de evitar enredarte con la cuerda.
-También el tono de las manos, los hombros y los brazos mientras hace cada bucle cada vez que saltas. No te das cuenta, pero también se implican tus extremidades superiores en el círculo del movimiento.
-Se estiran también los músculos del abdomen a medida que saltas.

Finalmente, dos aspectos a tener en cuenta:
- En primer lugar, asegúrate de que la cuerda es de una longitud adecuada.
- Debes evitar saltar sobre los talones e intentar saltar sobre las puntas de los pies.

(Artículo extractado de sportfactor.es)
http://www.sportfactor.es/

CÔRPORE 
Centro de Entrenamiento Personalizado
 Caveda 16, 1º D - 33002 Oviedo
Telf. 985 212 307
corpore.cris@gmail.com


jueves, 8 de noviembre de 2012

¿Cómo deben ser unos buenos calcetines para correr?


  El mercado ofrece una amplia gama de calcetines específicos para la práctica de running. El precio, el diseño, la marca y las especificaciones técnicas son aspectos que los diferencian y que hay que conocer a la hora de decidirse.

 ¿Qué propiedades han de tener los calcetines para running?
  Los calcetines para running a nivel general tienen que transpirar bien, diferenciar pie derecho e izquierdo, tener costuras planas o especiales para evitar rozaduras y tener refuerzos en el talón y la puntera para ofrecer más durabilidad. 

  Si hace mucho frío son aconsejables para correr unos calcetines con Thermolite o tejidos de este estilo.

  Lo fundamental es que el calcetín ajuste perfectamente. En este sentido es necesario concienciar a la gente. No puede ser que nos gastemos un dineral en unas zapatillas técnicas de running y luego no demos importancia al calcetín ya que entonces la primera compra pierde todo el sentido. El calcetín es un complemento muy importante. Parte importante del confort a la hora de correr, depende de los calcetines.

  Para evitar la aparición de ampollas se aconseja un calcetín con polimicidas anti ampollas que dispersan el calor y retrasan la aparición de ampollas. ¡Pero… no las evita al 100%!

  En cuanto a los calcetines del tipo “compresivo”, los expertos los recomiendan sólo para aquellos corredores que tengan problemas de carga de gemelos o soleos. Estos calcetines son altos hasta la rodilla y sujetan bien el músculo. Pero no es cierto que mejoren las prestaciones. Sólo son una ayuda para aquellos que tengan problemas de carga. Los que no, correrán con un elemento ortopédico que en realidad no les ayudará a mejorar el rendimiento.

  ¿Hay que dejarse llevar por el diseño?
  En este sentido los que saben del tema consideran importante que los calcetines no sean planos, por ejemplo todos negros. Es importante que si un calcetín lleva una buena tecnología se vea y quede definida. Que por ejemplo las partes reforzadas sean de otro color… Pero tampoco sería un elemento fundamental a la hora de tomar la decisión de compra.

(Información extractada de: cmdsport.com)



CÔRPORE Centro de Entrenamiento Personalizado
 Caveda 16, 1º D - 33002 Oviedo
Telf. 985 212 307
corpore.cris@gmail.com

miércoles, 31 de octubre de 2012

Relación entre la inteligencia y el deporte

  En un reciente estudio hecho en Suecia se reveló que aquellos con mejor forma física obtuvieron mejores marcas en los test de inteligencia. En teoría, el ejercicio físico es un factor que afecta de forma importante a la plasticidad cerebral, lo que permite cambios estructurales del cerebro para adaptarse mejor. Es decir, vamos a ver favorecida nuestra concentración, memoria y/o agilidad mental.

  Sin embargo, parece que no todo es de color de rosa, y la deseada asociación entre la práctica de actividad física y la inteligencia ha sido puesta a prueba. El tema es que la práctica de actividad física influye en la proliferación y la supervivencia de nuevas células cerebrales, pero cuándo esta práctica se torna a niveles estresantes, la producción de células puede verse reducida y dependiendo de los casos suprimida. 

  

  De todas formas, debemos tener en cuenta que no toda actividad física es estresante, por lo que debemos referirnos a los diferentes tipos: 

  - Actividades vigorosas son las que requieren un esfuerzo físico fuerte y le hacen respirar mucho más fuerte que lo normal (levantar objetos pesados, excavar, ejercicios aeróbicos, o pedalear rápido en bicicleta…) 
  - Actividades moderadas son aquellas que requieren un esfuerzo físico moderado y le hace respirar algo más fuerte que lo normal (cargar objetos livianos, pedalear en bicicleta a paso regular, jugar dobles de tenis…).
  - Caminar( trabajar en casa, caminatas para ir de un sitio a otro, o cualquier otra caminata que hacemos únicamente por recreación, deporte, ejercicio, o placer). 
  - Estar sentado.

  En el estudio al que nos referíamos al principio se ha establecido lo siguiente:

1- Caminar no está asociado con la inteligencia. Lo que puede deberse a que por no ser una práctica habitual entre los jóvenes, no se realiza frecuentemente y normalmente no es muy intenso, por lo que no se han establecido efectos beneficiosos claros entre las dos variables.

2- Se encontraron efectos mezclados en relación con la actividad física vigorosa y la inteligencia. Y es que se estableció una relación entre las dos variables cuando la actividad se realizó por más de 2 semanas. Aunque la asociación no fue muy fuerte.

3- Por otro lado, se estableció una asociación curvilínea bastante fuerte. Lo que viene a decir que aquellos con los niveles más altos de actividad vigorosa se asociaron a niveles más bajos de inteligencia y nivel educativo. Lo que puede deberse, a que este nivel de práctica requiere demasiada energía y requiere mucho esfuerzo, por lo que aquellos que lo practican solo se centran en esto.

  De todas maneras, lo que se viene a decir aquí es que niveles más altos de inteligencia se asociaron con incrementos en la práctica de actividad física, pero sin llegar a niveles extremos de intensidad.

  En general, debemos tener en cuenta de que esta asociación no es tan simple, por lo que hay que tener en cuenta otros factores, como la edad, el género, el nivel educativo, el bien estar psicológico…Además este campo de estudio es muy joven, por lo que se necesita más información. Por lo que no pongáis la excusa a la hora de practicar ejercicio físico, ya que conocemos de sobra el amplio abanico de efectos saludables para nuestro organismo.

(Extractado de artículo publicado en enbuenaforma.org)



CÔRPORE Centro de Entrenamiento Personalizado
 Caveda 16, 1º D - 33002 Oviedo
Telf. 985 212 307
corpore.cris@gmail.com





miércoles, 24 de octubre de 2012

Consejos útiles para correr con lluvia


  Uno de los principales problemas en invierno es poder salir a correr con lluvia. Aunque el cambio climático ha hecho que cada vez haya menos lluvias, lo cierto es que aun tenemos esperanza de que de vez en cuando caiga un buen chaparrón. En este sentido, es interesante conseguir que podamos salir a correr con lluvia sin necesidad de modificar nuestros planes de entrenamiento, e incluso, disfrutar de un cambio de escenario de nuestros recorridos habituales.
  Hemos de admitir, que a la mayoría de corredores les gusta correr con la lluvia, la sensación de el agua cayendo sobre la cara, y que todo esté fresco es muy gratificante, incluso cuando más llueve también suele ser una grata experiencia. Pero no podemos dejar de pensar que en el fondo es también poner nuestro cuerpo a trabajar al limite, por eso, es necesario que tengamos en cuenta algunos elementos que harán que la experiencia pueda ser positiva sin necesidad de caer enfermos. A continuación algunos consejos muy útiles que te pueden salvar de un buen constipado:
-Calzado a prueba de humedad: si sales a correr con lluvia no hay discusión, el calzado debe ser apto para la humedad, y que esta no se vaya introduciendo poco a poco por los calcetines y llegue a los pies, es la parte que debemos tener más seca de todo el cuerpo.
-Impermeables: los hay de muchos tipos, incluso tenemos ropa impermeable apta para estos menesteres, te la recomiendo de forma tremenda, seguro que agradecerás estar seco por dentro y mojado solo por fuera.
-Proteger la visión: es evidente que si utilizas gafas mejor dejarlas en casa. Las cejas sirven para que no caiga agua a los ojos del sudor, pues una venda o una gorra pueden ayudar en este sentido, llevar un pañuelo nos ayudará. Piensa que por la cabeza es por donde más agua se escapa del cuerpo cuando sudamos.
-Electrónica en casa: digamos que es un entrenamiento especial, no hace falta que vayas con tu gps habitual, mejor ir de cabeza.
-Algo de dinero: sé que eres un verdadero corredor, pero no está de más que en caso de riadas torrenciales puedas volver a casa en taxi o transporte público.
(Artículo extractado de puntofape.com)




CÔRPORE Centro de Entrenamiento Personalizado
 Caveda 16, 1º D - 33002 Oviedo
Telf. 985 212 307
corpore.cris@gmail.com



miércoles, 17 de octubre de 2012

Los beneficios de entrenar con BOSU

  En el entrenamiento funcional se defiende la teoría de que el cuerpo es un todo donde cada gesto supone alterar el resto de la cadena y, a diferencia de lo que ocurre en un entrenamiento convencional, el bosu es una nueva herramienta cada vez más conocida en los centros de trabajo.

  Es un medio balón con la base de plástico dura y el saliente tiene la forma de la mitad de un balón, manteniendo su físico y deformidad.


  Que sea deformable ayuda a nuestro cuerpo a la hora de realizar trabajos con el mismo, ya que desarrolla nuestra musculatura y equilibrio.

  El bosu transmite inestabilidad al cuerpo a la hora de realizar los ejercicios, este sistema es lo que hace que el cuerpo desarrolle los músculos y la estabilidad que necesitan nuestras piernas y glúteos. Trabaja la musculatura en su conjunto, proponiendo movimientos globales del cuerpo que activen los músculos de forma simultánea.

  Esta visión global supone una serie de beneficios no sólo físicos, también psíquicos


FISICOS 

- El trabajo en superficies inestables favorece la adaptación de la musculatura funcional (que es la que necesitamos para nuestros esfuerzos diarios).

- Desarrolla nuestra fuerza y resistencia muscular y cardiovascular. Fortalece la musculatura del tronco, el abdomen, la espalda, las piernas y glúteos. 

- Tonifica el cuerpo en general y zonas localizadas si se prefiere. Al ser una herramienta inestable, el hecho de intentar mantenerse en equilibrio favorece la tonificación de los músculos de forma involuntaria.

- Mejora la flexibilidad y elasticidad.

- Refuerza los músculos y ligamentos

- Trabaja la coordinación y agilidad de nuestro cuerpo. 

- Ayuda a quemar calorías si se trabaja con ejercicios aeróbicos.

- Evita dolencias en la zona cervical y lumbar, gracias a que reeduca la postura. 

- Tiene carácter terapéutico porque ayuda en la recuperación de lesiones. 


PSIQUICOS

Todos los deportes mejoran la salud mental y el BOSU no podía ser menos. Estos ejercicios te mantienen atento físicamente pero también concentrado y con la mente ocupada.


- Reduce los niveles de estrés.

- Mejora el sueño.

- Aumenta la atención puntual y la capacidad de concentración

- Incrementa los niveles endorfínicos, favoreciendo un bienestar personal que acaba aumentando la autoestima.

Para aprovechar todas las ventajas que ofrece debe utilizarse de modo sistemático, los especialistas recomiendan una media de dos o tres veces a la semana.



CÔRPORE Centro de Entrenamiento Personalizado
 Caveda 16, 1º D - 33002 Oviedo
Telf. 985 212 307
corpore.cris@gmail.com